Menú

SPRI.El Gobierno Vasco aprueba una primera batería de medidas para empresas que asciende a 586,7 millones de euros

25.03.2020

Histórico de noticias de SPRI

 

El Lehendakari informó  que el Consejo de Gobierno aprobó ayer una primera batería de medidas para las empresas que asciende a 586,7 millones de euros. El pasado marte el Consejo de Gobierno aprobó un Fondo de 1.025 millones de euros. Es un Plan de choque complementario en Euskadi a las medidas del Gobierno español para hacer frente a las repercusiones sanitarias, sociales y económicas producidas por la crisis del coronavirus.

 

 

En el Consejo de ayer se aprobaron 586 millones de euros a pequeñas y medianas empresas y Autónomos, con las siguientes actuaciones:

 

–Ayudas a Autónomos a través de Lanbide, destinadas al pago de las cotizaciones y los alquileres que tengan que asumir las personas autónomas, como compensación a las pérdidas por el cierre de sus negocios;

 

–Apoyo a la pequeña producción alimentaria local. El objetivo es paliar la situación de emergencia que están viviendo las pequeñas empresas productoras de alimentos como consecuencia del cierre de Hoteles, restaurantes y cafeterías. La ayuda se destinará, especialmente, a la adquisición de excedentes de productos perecederos;

 

-Ayuda a empresas en dificultades a través del Programa Bideratu para facilitar la reestructuración y relanzamiento de empresas que, siendo competitivas, sufren las consecuencias de una situación de crisis excepcional y de ámbito global;

 

–Ayudas directas a proyectos de I+D+i para, a través de la Red Vasca de Tecnología e Investigación apoyar a empresas que realizan investigación o Centros de Formación Profesional que desarrollan prototipos y producen material sanitario de prevención;

 

–Línea de liquidez de 25 millones de euros a coste cero a través del Instituto Vasco de Finanzas; para facilitar la necesaria liquidez al tejido productivo vasco, especialmente micro-pymes, pymes y Autónomos.

 

-Nueva línea de circulante de 500 millones de euros para las empresas vascas; con avales de la Comunidad Autónoma de Euskadi, a coste cero y a cinco años, con uno de carencia. Esta línea se formalizará la semana que viene con ELKARGI y las entidades bancarias que tienen actividad en Euskadi;

 

-Flexibilización, refinanciación y adaptación de las condiciones en anticipos reintegrables, préstamos o avales en los programas Gauzatu, Bideratu o Indartu; y

 

-Además de lo previsto en el Fondo Covid 19, adicionalmente, el Consejo de Gobierno aprobó, con carácter de urgencia, 18,4 millones de euros para la puesta a punto de la tecnología y el teletrabajo en las pequeñas y medianas empresas; ayudas a compra de material tecnológico; devolución de créditos de programas de industria; aplazamiento de alquileres en los parques tecnológicos o en polígonos industriales; financiación indirecta a pymes industriales y del sector de alimentación; una nueva línea de ayudas para la reestructuración y relanzamiento de empresas en crisis.

 

Son medidas para ayudar a quien más lo necesita, mantener la actividad y evitar lo que los expertos denominan “coma económico”.

 

La actividad económica es necesaria para dar soporte a los servicios esenciales. Es fundamental garantizar protocolos severos en las empresas para preservar la máxima seguridad de las personas. En estas condiciones, tenemos que tratar de seguir manteniendo la actividad que sea compatible con la seguridad de las y los trabajadores. Mantener la logística, suministros, energía o distribución de productos de consumo básicos para las personas.Esta es la forma de proteger el empleo.

 

Tenemos que tratar de evitar cerrar la persiana y paralizar todo el País. Esto pondría en riesgo, también, los servicios esenciales de alimentación, comunicación, seguridad o salud. Levantar desde cero la economía de un País es muy muy difícil.

 

El Lehendakari recordó las tres prioridades  marcadas en este momento:

-Primera. Garantizar la capacidad del sistema de salud para atender esta crisis sanitaria, y al resto de servicios necesarios para atender la situación de emergencia. Por eso dotamos a estos servicios de los medios económicos necesarios para enfrentar la pandemia.

-Segunda. Apoyar a los colectivos más necesitados y garantizar la cobertura social para todas las personas que lo necesiten estas próximas semanas. Por eso ampliamos la capacidad económica del sistema vasco de protección social.

-Tercera. Ayudar al tejido económico y productivo, pequeñas empresas, comercios, talleres, autónomos y todo tipo de negocios que han tenido que parar o que se ven afectados por la crisis sanitaria. Por eso que emprendemos una línea de medidas para ayudar a los negocios vascos a aguantar en esta situación, de forma que puedan retomar su actividad y mantener el empleo.

Por todo ello, ayer se han aprobado una primera batería de medidas que asciende a 841 millones de euros.

Iinformación completa con los enlaces a las diferentes líneas