Menú

SPRI. La Consejera Tapia propone en Bruselas una política decidida que priorice la industrialización de Europa

25.01.2018

Histórico de noticias de SPRI

 

Euskadi ha sido la única región europea invitada ayer en Bruselas para exponer su modelo de gestión en innovación en el contexto de la Estrategia europea de Especialización Inteligente (RIS3). La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia expuso el funcionamiento del sistema vasco e RIS3 en una jornada organizada por la propia Comisión Europea y calificada como “high level event” con presencia  de cuatro directores generales.

Además de la Estrategia de Especialziación, la consejera Tapia se refirió al desarrollo tecnológico e industrial y a la colaboración regional como aspectos básicos de “una región innovadora, que trabaja intensamente en su transformacón industrial para ser un líder innovador en Europa”. El encuentro con un marcado carácter institucional del ámbito comunitario y ante la presencia de destacados especialistas en materia de innovación, como el catedrático de Gobernanza de la universidad de Cardf, Kevin Morgan, ha servido para reforzar la actividad de la Plataforma de Especialización Inteligente en materia de Energía.

La RIS3 de Euskadi estableció claramente que sus ámbitos prioritaros de actuación serían la fabricación avanzada, la energía y la salud, con un ámbito catalogado “de oportunidad” entorno  a la alimentación.

Posicionamiento de Euskadi en ámbitos de decisión en Bruselas

La consejera Arantxa Tapia volvió a reivindicar el papel de las regiones en la construcción europea y en concreto en la mejora competitiva de la Unión. La Estrategia de Especialización también ha de enmarcarse en este reto,señaló. La especializacón de las regiones y el hecho de tejer redes de regiones que comparten ámbitos de especialización, contribuyen a fortalecer nuestras capacidades industriales.

La cooperación interregional es fundamental para superar la fragmentación en los esfuerzos de innovación, – ha dicho- así como para garantizar que se exploten plenamente las sinergias en las capacidades de innovación y en las posibilidades de fertilización cruzada en todos los sectores y tecnologías.

En este sentido, Euskadi colidera 3 proyectos en el ámbito de la energía junto a regiones de Escocia, Alemania y Francia: energías offshore con Escocia; eficiencia energética con Baden-Wurtenberg; y smart grids/redes inteligentes con la región de PACA (Provenza, Alpes y Costa Azul). Asimismo, Euskadi es fundadora de la Iniciativa Vanguard en la que a día de hoy participan las regiones más industrializadas de Europa con el objetivo de influir en las políticas futuras de la CE en materia de competitividad, industria e innovación.

Transformación industrial protagonizada por las regiones y liderada por la Unión

Tapia ha defendió una cooperación interregional más innovadora que favorezca la transformación industrial y la competitividad de Europa. Una renovación industrial protagonizada por las regiones más avanzadas, en línea con la Iniciativa Vanguard de la que Euskadi es región fundadora.

La transformación industrial es fundamental para mejorar la competitividad de Europa y, a medida que la UE avanza hacia negociaciones y debates sobre un nuevo Marco Financiero Plurianual, éste es un momento oportuno para reflexionar sobre el tipo de instrumentos a nivel de la UE que podrían apoyar estas actividades. Vanguard ya está proponiendo ideas sobre nuevos instrumentos para apoyar proyectos interregionales de gran impacto para acelerar la transformación industrial de Europa y la transición industrial de las Regiones Europeas.

En sede comunitaria, la consejera hizo un llamamiento a los representantes de la Comisión Europea para que apoyen el reto de reforzar estas redes interregionales y extiendan una política más sofisticada favoreciendo una gobernanza multinivel  que garantice políticas eficientes de los disitntos niveles administrativos.

“Necesitamos que las regiones que priorizamos la industria avanzada estemos más presentes en los ámbitos de decisión. Confiamos en que Bruselas extienda directrices hacia los estados miembro para que contribuyan a reforzar estas relaciones interregionales, que son buenas para el conjunto de Europa”.

 

Por esta razón, mostró el interés de Euskadi por trabajar directamente con la CE en la reflexión acerca de los futuros programas de financiación  y del futuro marco financiero plurianual que dote de nuevas herramientas que favorezcan la transformación y fortalecimiento industrial del conjunto de Europa. En defintiva, “es necesaria una política decidida que fortalezca la industria de Europa”.

Ámbito de energía con resultados reales de mercado, economía y empleo

 La consejera Arantxa Tapia intervino en un panel dedicado a los “Retos y oportunidades de las regiones en el desarrollo industrial en el ámbito de la energía”, con  referencias a aspectos ligados a la actividad empresarial en industria eólica marina, las redes eléctricas inteligentes, la energía solar y la necesaria apuesta por la eficiencia energética en edificios, movilidad y en procesos industriales.

La elección de la Energía como una de las tres prioridades principales en la Estrategia Vasca de Especialización Inteligente se basó en el papel clave que el sector desempeña en la economía vasca, la fortaleza del sector y sus empresas líderes mundiales, su presencia internacional en mercados globales y su capacidad de absorción de la innovación.

“Más allá de una buena estrategia, de “un buen libro”, señaló la consejera, lo que buscamos es su óptima aplicación con resultados reales en clave de generación de riqueza y empleo”.  Disponemos, para ello, de una estrategia específica Energibasque con la ambición de convertir a Euskadi en un polo de conocimiento internacional y una referencia para el desarrollo en la industria energética. Disponemos de espacios de colaboración público-privados participados por el Ente Vasco de la Energía y el Cluster de Energía.

La industria energética vasca está compuesta por unas 350 empresas con un perfil de alta especialización energética. La facturación total asciende a más de 47 billones de euros, con casi 15 billones de euros de origen local, proporcionando más de 21,000 empleos locales. La industria está respaldada por una sólida infraestructura tecnológica compuesta por centros tecnológicos, universidades y unidades de investigación y desarrollo de empresas, con una presencia consolidada en diferentes campos de energía.

Las empresas energéticas vascas gastan 400 millones de euros al año en I+D, de los cuales el 55% se gasta en la región. Esto se compara favorablemente con el 32% de su facturación que proviene de Euskadi y refleja el hecho de que se están concentrando las actividades de mayor valor agregado en la región.

*La intervención de Arantxa Tapia en este panel detalló las relaciones interregionales, los proyectos que Euskadi lidera junto a regiones de Escocia, Francia y Alemania, así como los retos de las pymes y su relación con las empresas tractoras del sector en Europa.