Menú

SODERCAN. Empresarias iberoamericanas e instituciones analizan la situación del sector empresarial ante la revolución digital en el CIME 2018.

28.10.2018

 

Histórico de noticias de SODERCAN

 

Empresaria 4.0 ha sido la mesa redonda moderada por la Directora General de SODERCAN, Iciar Amorrortu, en la segunda jornada del XXIX Congreso Iberoamericano de Mujeres Empresarias (CIME 2018).La jornada a la que asistiron más 200 empresarias y directivas iberoamericanas  en su segunda jornada, entre otras actividades, con la mesa redonda Empresaria 4.0 que arrancó con la intervención de Isabel Tocino, vicepresidenta del Consejo de Banco Santander y presidenta del Banco Pastor, bajo el título “Empresarias para el siglo XXI, competitividad y liderazgo”.

 

Con su participación Isabel Tocino quiso  destacar que “hay que evitar que las mujeres se queden fuera de la transformación digital”. “Las mujeres tenemos que resetearnos y liderar la revolución que entraña la transformación digital -destaco Tocino-. Ésta es un hecho, una realidad, independientemente de que nos guste o no. La digitalización está en nuestras vidas, en nuestros trabajos y en cómo nos conectamos”.

Seguidamente, Iciar Amorrortu manifestó que “en toda evolución tecnológica, es necesario anticiparse y ser capaz de prever las necesidades futuras de nuestras empresas. Aspectos tales como, la automatización de las líneas de producción o la robótica colaborativa, entre otros, son elementos que ya forman parte del lenguaje que manejan las empresas y que continuarán desarrollándose para mejorar su integración en el entorno de la Industria 4.0, y en la que las entidades públicas juegan un papel clave de facilitador de su incorporación”.

La mesa contaron también con la participación de María Jesús García-Alarilla, Gerente en Fundación para el conocimiento madri+d, Natalia Alciturri Fernández, CEO Semicrol y Premio Empresaria 2017, y Beatriz Recio, Directora de WomanTalent, quienes han dado su visión de la revolución 4.0 desde el punto de vista de las entidades públicas, empresariales y su visión ética.

Seguidamente se abrió un debate en el que se ha hablado de la influencia de los datos, la seguridad y la gestión del cambio en la empresa para facilitar la incorporación de las nuevas tecnologías para hacer frente a los retos que el siglo XXI nos presenta.