Menú

 

Agencia IDEA. La Junta de Andalucía y los agentes económicos y sociales constituyen el Comité de Codecisión de la Estrategia Industrial

01.03.2017

 

 

Histórico de noticias de la Agencia IDEA

 

Este órgano, en el que participan siete consejerías, es el máximo responsable en la toma de decisiones de la Estrategia Industrial Andalucía 2020.Representantes de la Administración Autonómica, de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) y de los sindicatos CC.OO. y UGT constituyeron el Comité de Codecisión, órgano que ostenta la máxima responsabilidad en el procedimiento de gobernanza por el que se regirá la ejecución de la Estrategia Industrial de Andalucía 2020. Su constitución estuvo presidida por el secretario general de Innovación, Industria y Energía, Javier Castro, acto en el que han participado representantes de siete consejerías y de algunos de sus organismos adscritos. 

 

A partir de ahora, el Comité se reunirá periódicamente para supervisar el seguimiento de la Estrategia, con lo señalado en la propia Estrategia, es competencia de este órgano constituir grupos de trabajo, decidir en torno a la vigencia o modificación de medidas que estén en marcha, e incluso transformar en medidas concretas a implementar algunas de las oportunidades verticales detectadas en el proceso de propuestas durante el diseño de la propia Estrategia. 

Por tanto, la transversalidad y la innovadora gobernanza de la nueva política industrial que refleja la EIA2020, responde al concepto de “buena gobernanza”: buen gobierno, buena administración y sociedad responsable. La Estrategia Industrial de Andalucia no es sólo un documento, sino un procedimiento común, flexible y perfectamente adaptable en todo momento a las necesidades y a la realidad de la industria en Andalucía y de la propia sociedad andaluza.

La constitución del Comité de Codecisión de la EIA2020 complementa y refuerza el Pacto por la Industria, iniciativa adoptada durante el presente ejercicio en beneficio de un sector trascendental para la configuración económica de un territorio.

Este compromiso, celebrado el pasado día 30 de enero en un acto que contó con la presencia de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y de los máximos responsables de la CEA y de los sindicatos mayoritarios, también pretende contribuir a la transformación del tejido productivo andaluz aunando esfuerzos para la consecución de cinco objetivos fundamentales: desarrollo del tejido industrial andaluz, aumento del empleo industrial y mejora de su estabilidad, refuerzo de la innovación, impulso a la internacionalización e impulso de la cooperación mutua entre agentes, empresas y administraciones.

El Pacto

El Pacto tiene entre sus objetivos la movilización de 8.000 millones de euros y la recuperación de los niveles de empleo en este sector previos a la crisis. El acuerdo se plantea volver a superar los 533.000 ocupados, tanto en las empresas manufactureras como en las de servicios avanzados, en un sector que, según los datos de la Encuesta de Población Activa, ya encabezó la creación de empleo en 2016 en Andalucía, con 34.500 nuevos ocupados.

Además, el documento plantea elevar el peso de la actividad industrial en la economía andaluza hasta al 18% del Valor Añadido Bruto (VAB) (3,12 puntos más). Para ello, se prevé movilizar una inversión total pública y privada de más de 8.000 millones de euros, a través de nuevos instrumentos financieros y de incentivos al desarrollo industrial y la I+D+i.

Este acuerdo, enmarcado en la Estrategia Industrial de Andalucía 2020, pretende propiciar un sector fuerte, competitivo y sostenible, con empresas que sean capaces de crear empleo de calidad y de solvencia internacional.

Otro de los objetivos, identificado también en el Pacto, es aumentar en un 20% las empresas de entre 10 y 50 trabajadores y reducir en un 5% la intensidad energética (relación entre el consumo y la producción), en un 10% la tasa de temporalidad laboral y en un 30% la de accidentes graves y mortales.

La Estrategia pretende también duplicar el número de empresas manufactureras innovadoras; elevar en un 20% la proporción de las actividades que las industrias dedican a estos objetivos; incrementar en un 50% el número de solicitudes de patentes nacionales, y duplicar el porcentaje de empresas del sector industrial incorporadas al mercado digital.

Por lo que respecta a internacionalización, se prevé aumentar en un 20% el número de empresas con volumen de exportación superior a los 50.000 euros anuales; en otro 20% el importe de las ventas al exterior de las industrias manufactureras; en un 50% la exportación de actividades de media y alta tecnología, y en un 30% la inversión extranjera directa en la industria manufacturera y en los servicios avanzados científicos y técnicos.